“Fue de Grabiel Garcia Marquez, o de Johnny Welch?”

tusabiasques.com

Estimado lector esta es la historia de un Ventrílocuo y su brillante carrera la cual ha sido de ayuda, impacto, y atracción de muchos. Johnny Welch, queriendo trascender en su trabajo, y llegar a la vida de muchos, mostrando al mundo su manera de pensar, redactó un escrito que tiempo más tarde cambiaría la vida de muchos…Pero antes de continuar te recuerdo, que si aún no estás siguiendo este blog, lo digas ya!!!, solo así podrás recibir las notificaciones cada ves que publique una nueva entrada. Fue de esta manera que el poema compuesto por el talento mexicano, no solo alcanzó fama, reconocimiento, sino que como él quiso, trascendió a través de toda la internet, e incluso fue traducido en diversos idiomas logrando así mucho impacto, pero un día, este regresó a sus manos nuevamente, con la firma del maestro, Grabiel Garcia Marquez…

Así que después de preguntas sin repuesta, y uno que otro desvelo, se logró el contacto entre su escritor, y su supuesto, llegando a la postura correcta de quien fuera realmente su autor. El famoso escrito a sido inspiración, salvación, e incluso motivación a aquellas personas que han atravesado por situaciones difíciles, según explicó Johnny, en una entrevista realizada.

“La marioneta”

Si del alguna manera, Dios se olvidara que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diaria todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría en todo lo que digo, daria importancia a las cosas, notaría lo que valen, y lo que significan. Dormiría poco, y soñaría más…

Entendería que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría mientras los demás se detienen, despertaría mientras los demás duermen, escucharía mientras los demás hablan, y cómo disfrutaría un buen helado de chocolate…

Si yo tuviera vida vestiría sencillo, y me tiraría de bruces al sol, dejando al descubierto no solamente mi cuerpo, sino mi alma, Dios mío, si yo tuviera un corazón…

Si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol…

Pintaría con un poema de Benedetti, una canción de Serrat sobre las estrellas, y una pintura de Van Gogh sería la serenata que le regalaría a la luna.

Con mis lagrimas regaría las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos…

Si yo tuviera vida…

Si yo tuviera vida, no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero. Convencería a cada persona que ella es mi favorita, y viviría enamorado del amor. Les explicaría a los hombres que equivocados están cuando piensan, que dejan de enamorarse al envejecer, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse. A un niño le regalaría alas, pero dejaría que el solo aprendiera a volar, y a los viejos, a mis viejos, les enseñaría que la muerte no llega con la vejes, sino con el olvido. Dios mío, son tantas cosas que he aprendido de los hombres…

He aprendido que cada uno quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad, esa en la forma de subir la escarpada…

He aprendido, que cuando un recién nacido con su pequeño puño, aprieta por primera ves el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre, y he aprendido que un hombre solamente tiene derecho a mirar otro hombre hacia abajo, cuando habrá de ayudarlo a levantarle.

Tanto he aprendido de ustedes…

Sin embargo de nada sirve, ya que cuando me guarden dentro de esta maleta, infelizmente, infelizmente me estaré muriendo.

Mi biografía

.Mi biblioteca.

Conoce lo que sueño cada día.

Entradas variadas.

Salud es vida.

El Caballero Negro.