“Quien dijo que dejamos de enamorarnos cuando envejecemos?”

tusabiasques.com La realidad mi querido lector es que no dejamos de enamorarnos cuando envejecemos, esta errónea idea yace en la mente de muchos seres humanos, y sin importar el género al que pertenezcamos, seamos hombres o mujeres.Pero antes de continuar te recuerdo, que si aún no estás siguiendo este blog, lo sigas ya!!!, solo así podrás recibir las notificaciones cada ves que publique una nueva entrada.

Sin embargo estudios han demostrado que los seres humanos envejecemos cuando dejamos de hacer actividades tanto físicas, como de la mente, e incluso actividades emocionales como el soñar despierto, desear algo mentalmente, y sobre todo enamorarse. Si, justamente como lo estás leyendo, envejecemos cuando dejamos de enamorarnos también.

Hoy en la actualidad muchas personas buscan la longevidad en áreas en las cuales esta no se encuentra, sino la falsa promesa de ser más jóvenes, de no envejecer,y así vivimos muchos años, y no es hasta que peinamos canas que entendemos que solo fue el gasto de todos nuestros ahorros, y nuestra vida lo que perdimos en cirugías, cremas, y muchas otras cosas que no nos garantizaron nada, excepto perdida…

Enamorarse cada día de las cosas que nos rodean como nuestras esposas, hijos, padres, y cuando somos viejos de nuestros nietos, de la compañía que tenemos, en fin de las cosas simples, nos harán sentir con el espíritu de longevidad, de juventud que solo unos pocos tienen

Ejercitarnos cada día, mantener nuestros niveles de testosterona son cosas que nos harán sentir vivos, fuertes, enérgicos, y es justamente esa energía es la que también permite que nos enamoremos especialmente de la vida.

Envejecemos cuando dejamos de enamorarnos, cuando dejamos de sentir que estamos vivos, que somos importantes, cuando nos dejamos derrotar por los comentarios de la actual sociedad que dice; que lo viejo ha de sustituirse. Envejecemos cuando permitimos que esas cosas afecten nuestra vida, cuando las creemos, por que al hacerlo las aceptamos, y formamos parte de ellas. Envejecemos cuando dejamos de luchar por lo queremos, por lo que amarnos, por lo que soñamos…

Estimado amigo, no importa la edad que tengas, lo que más importa es estar vivo, los muertos no tienen esperanza, los vivos aunque estén viejos aún les queda por hacer, así que enamórate de la vida, de tus sueños, de tu experiencia, de tus vivencias, de todo aquello que te haga sentir vivo, pues solo así seguirás viviendo.

Mi biografía.

Mi biblioteca.

Conoce lo que sueño cada día.

Cuba.

Curso de Ruso es Español.

El Caballero Negro.