“Detén la maldición!”

tusabiasques.com

Serie primera; La maldición verbal.

Quizás has escuchado la frase; no mal maldecirás, te cuento es bíblica, y es uno de los Diez Mandamientos, y no hace referencia a un ritual, ni nada por el estilo. En esta primera entrada pretendo explicarte que es una maldicion, y cómo se puede detener, en otras entradas estaré compartiendo más contenido de esta destructiva, y terrible tendencia que está afectando a muchos, y no tiene nivel social, está en todas las esferas. Para que puedas estar al día, si te interesa el tema, (SUSCRÍBETE AL BLOG) donde dice seguir, solo usando tu correo le electrónico.

Como dije antes, para maldecir a alguien no hace falta hacer nada del otro mundo, y digo esto por que al escuchar la palabra maldicion nos vienen a la mente muchas cosas, entre ellas; “La Bella durmiente”, déjame decirte que es más que eso.

La maldicion es la expresión verbal del corazón, impulsada por la ira, la falta de tolerancia, la falta de paciencia, la falta de amor, por la maldad, y en algunos casos por desconocimiento, o sea la ignorancia.

Ahora esas terribles expresiones pueden ser;

tu no sirves para nada

tu nunca serás nadie

tu eres un fracasado

tu eres mi fracaso

tu te metiste en mi vida

tu eres un bueno para nada

tu eres grande por gusto

tu nunca siempre me estás molestando, no eras más que eso una molestia…

Y frases como estas cuyo objetivo, es causar destrucción a la persona que las escucha de manera directa, se vuelven una realidad en la vida de aquel que las recibe.

En muchos casos las maldiciones siempre afectan a la víctima, y después afecta la vida de la víctima

Así como no existen las mentiras piadosas sino las mentiras, tampoco existen las maldiciones buenas para corregir la actitud de los hijos.

Esta conducta maldiciente, está presente en la actualidad en las muchas familias con problemas de di funcionalidad, está presente en las escuelas, está presente en el vocabulario actual de las personas, de la juventud, y de lo que no lo son también.

Esta presente en la vida de las madres jóvenes, las que crían a sus hijos solas, también suele ocurrir en este caso, en fin la humanidad está infectada por tal diabólica tendencia…

Estimado lector, te tengo buenas noticias, te tengo la mejor solución. El amor no solo es aquel sentimiento que identifica a las parejas, también es quien representa a las familias, que es lo primero socialmente hablando, el amor es la solución a todas esas problemáticas, a esa conducta que está destruyendo las familias, las sociedades, las naciones, el amor es el antídoto que puede cambiarlo todo, el amor lo único que podrá llevarte a dar una bendición, antes que darle a nadie semejante a ti la maldicion. El amor es la solución.

No maldigas.

Quédate conmigo, y sabrás más de este tema, sabrás el por que no debes maldecir.

En esta pequeña serie de entradas en este blog, pretendo explicarte todo con respecto a las maldiciones, su resultado, y su fin tanto bueno, como malo.

Te invito a que te suscribas al blog, solo con tu correo, en la parte superior del texto al entrar, verás un pequeño cartel que dice ; Seguir, una ves seguido ya estarás suscrito.

Detén la maldición 2.

Cómo comienza el trauma familiar?

Entradas variadas.

Mi biografía.

Mi biblioteca.

El Caballero Negro.

Un comentario sobre ““Detén la maldición!”

Los comentarios están cerrados.