“Volver atrás, implica pagar un precio que muchos no están dispuestos a pagar…”

tusabiasques.com

Los mares de nuestro planeta.

Los océanos contienen una gran variedad de organismos. En sus aguas se pueden encontrar representantes de prácticamente todas las formas de vida. Cubren el 70% de la superficie terrestre, el 40% de la población mundial vive a menos de 60 kilómetros de una costa, tres de cada cuatro grandes ciudades del mundo están ubicadas junto al mar, y se espera que para 2010 el 80% de las personas vivirá a menos de 100 kilómetros de la costa.

Asimismo, no se puede olvidar el aporte que hacen los océanos a la economía mundial. Más del 90% de los bienes que se intercambian entre países se transportan por ellos. En 20 años, esta cantidad podría duplicarse para ascender a 7.000 millones.

Como te puedes dar cuenta gran parte de lo que somos como planeta se relaciona con cómo están nuestras costas y mares. Los mares y océanos suministran la mayoría del agua que se evapora, la cual después cae en forma de lluvia, para formar el cilo de agua. Por eso debemos cuidarlo.

Muchas veces se usan las palabras mar y océano como un sinónimo para referirse a las grandes extesiones de agua salada del planeta. Sin embargo, desee un punto de vista geográfico, ambos son realidades diferentes.

Es que pese a que juntos cubren casi el 70% del planeta. Son alrededor de 1.400 millones de metros cúbicos de agua salada sus especificidades internas hacen que ambos sean espacios físicos muy diferentes.

El mar, es una masa de agua salada más pequeña. Su nombre se aplica, por lo general, a las superficies marítimas que se extienden a orilla de los continentes.

También sufren esta denominación las masas de agua salada que son más pequeñas que el océano. Pueden dividirse en “costeros”, “continentales” y “cerrados o interiores”.

Los oceános en cambio, son extensiones muchísimos más grande que cubre 3/4 partes de la superficie de la tierra con agua sala y han sido divididos, utilizando un criterio geográfico. De entre los oceános el Oceáno Pacífico es el más grande, le siguen el Atlántico, Indico y Artico.

La temperatura y salinidad de los mares dependen mucho de su ubicación geográfica. Las corrientes se convierten en las transportadoras del calor y del frío, marcando las características de los mares y océanos. (ver superficie de mares y oceáno)

Este enorme volumen de agua incide directamente en el clima terrestre: transporta calor, energía e intercambia gases con la atmósfera. Además es el frágil y complejo hábitat de una amplia fauna y flora marina y una importante vías para el comercio y el turismo humano.

Recursos marinos

El mar es una gran fuente de recursos naturales que es necesario proteger. La importancia de estos recursos es clave para la economía de países que, como Chile, tienen una vasto territorio de borde costero.

El mar es una gran fuente de recursos naturales. Pero no es una fuente inagotable. De ahí la importancia de cuidar esos recursos naturales de hacer una explotación racional de ellos y educar para su conservación.

El mar es el lugar donde se originó la vida y que en cada oceáno o mar es posible encontrar gran variedad de minerales y característicos representantes de la flora y fauna del lugar.

Los pulmones del nuestro planeta.

Aportan oxígeno, absorben malos olores y agentes contaminantes, son fuente de alimento para los seres humanos, los animales, y otros organismos vivos, colaboran en refrescar los veranos, nos protegen del sol y por ende de las enfermedades que este provoca, filtran y reducen la velocidad del viento, son fuente de recursos económicos, permiten la obtención de materias primas fundamentales como la madera y el papel.

Se entiende por contaminación ambiental la incorporación al medio ambiente de agentes nocivos en cualquier estado y de origen tanto biológico, como físico y químico peligrosos para la salud de los seres humanos, animales y plantas.

Mientras que la vida animal y vegetal se ha adaptado siempre perfectamente al ecosistema, la evolución humana en aras del progreso continuo ha adaptado el medio ambiente a sus intereses modificándolo para acomodarlo a sus necesidades con un impacto negativo que se ha venido acelerando geométricamente desde la revolución industrial.

En éste sentido los conceptos de cuidado medio ambiental y desarrollo industrial, como origen de la contaminación de aire agua y suelo, han estado en disputa total hasta no hace mucho, ya que la preocupación por los gases emanados en procesos industriales, los vertidos tóxicos, los residuos no degradables generados en la producción y transformación de bienes y servicios, y el exterminio de especies vegetales y animales, pese a deteriorar el medio ambiente en nuestro planeta, y con ello las condiciones para la vida de todos los seres que lo habitamos, no era considerado importante dentro de las empresas sino como obstáculo económico.

Desde hace algunas décadas, las consecuencias del impacto medio ambiental producido por la población mundial y la industria, está concienciando a los gobiernos de muchos países sobre la necesidad de adoptar medidas eficaces para frenar y reducir un desequilibrio de proporciones catastróficas, con campañas dirigidas a la población, y medidas específicas dirigidas al sector productivo.

Entradas variadas.

Cuba.

El Caballero Negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s