“UN AMIGO ES AQUÉL QUE LLEGA CUANDO TODO EL MUNDO SE HA IDO”

tusabiasques.com

Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor. Solicito permiso para ir a buscarlo”, dijo un soldado a su teniente. “Permiso denegado”, replicó el oficial. “No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto”. El soldado haciendo caso omiso de la prohibición, salió, y una hora más tarde regresó mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo. El oficial estaba furioso: “Ya le dije yo que había muerto!!!!” Dígame ¿Merecía la pena ir allá para traer un cadáver?” Y el soldado, moribundo, respondió: “Claro que sí, señor! Cuando lo encontré, todavía estaba vivo y pudo decirme: ¡Estaba seguro que vendrías!”.

En la vida cristiana es así, puede que estemos pasando decepciones de personas que amamos, de familiares, de vecinos; muchas veces, cuando tenemos los más grandes problemas, enfermedades, u otras situaciones, ningunos de los que has ayudado, ninguno de los que has amado, ninguno de los que pensabas, te tiende la mano, te visita en el lecho del dolor…

Pero ¡Qué bueno! La buena noticia es que tenemos un buen amigo, ese que entregó la vida por nosotros, y que en esos momentos, sí está ahí con nosotros, aunque no lo veamos. Él siempre viene cuando nadie viene, y en nuestro lecho de dolor podemos decir: ESTABA SEGURO QUE TÚ SÍ VENDRÍAS SEÑOR…

El reencuentro.

Gratis.

El Caballero Negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s