“Las redes sociales, el termómetro de la realidad, y la falsedad”

tusabiasques.com

En la actualidad en que vivimos están muy de modas las redes sociales.
Ellas lo son todo, han llegado para quedarse, y sin dudas que cuando se usan con sabiduría, se pueden obtener muchos beneficios de ellas, pero que pasa cuando las mismas son usadas solo para husmear?
La realidad es las personas ignoran que cuando husmean en los perfiles ajenos, esto se notifica al propietario del perfil, pero mucho más es notificada inconscientemente las emociones, y los sentimientos tanto positivos como negativos de los observadores.
Y es que se ve todo tipo de cosas, por ejemplo;
Los amigos molestos, aquellos no te dan un like, pero están los que si te lo dan, y también suelen estar molestos, y en otros cosos llenos de envidia por el éxito alcanzado. Sin embargo la realidad esto es que el amigo, ese que realmente es amigo se muestra tal y como es, si es de los buenos, se muestra como es, y si es de los malos, también se muestra como es…
También está los que son movidos por la ansiedad, esos qua cuándo entran en las redes, su principal objetivo es básicamente ninguno, solo mirar, cuando estos reaccionan a tu publicación se puede percibir en la distancia su estado de ánimo.
Los más famosos son los interrogadores. Estos personajes solo preguntan, y cuando les escribes, y les preguntas a ellos, su repuesta solo se basa en preguntas, aveces pensamos que no leen nuestros textos, “por que no tiene mucha práctica”, bueno la realidad es que dependiendo de la repuesta dada estos también se manifiestan.
Otros de los más comunes de encontrar en este mundo de las redes, son los pretenden pasar desapercibidos, dejando todo tipo de comentarios desgarradores para muchos en especial a las mujeres simples, esas que como cada mujer también tiene su encanto, pero que no encajan ya sea por sus dimensiones, o demás, en el abrazador mundo de la silicona, llegando a ser víctimas de los depredadores sociales.
Y así va todo, así se pueden identificar los que sirven, y los que no, aunque propiamente ellos desconocen estas cosas, cosas que solo se desprenden de personas con estas características. Al final y saco mis propias conclusiones, y no olvido las palabras de Jesús El Altísimo, por sus frutos los conoceréis, y yo agrego partida de hipócritas.

Quien dijo que dejáis de enamorarnos…

El Caballero Negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s