“Como hacer más fácil el arte de ser mamá, y papá en el primer tiempo”

¿Por que a comenzado tan bien?
Existe muchos factores para responder la interrogante anterior, el primero es Dios.
Déjame comentarte que veo mi esposa no solo como su nombre lo indica, esposa, no, ella también es mi amiga, mi confidente, mi confianza, mi compañera de equipo en esta tan importante tarea que es ser padres, esto significa que estamos muy bien conectados, y coordinados para cada una de las necesidades que la beba necesita, por ejemplo; cuando los bebés lloran, básicamente están pidiendo, deseando, e incluso alertando de algo, y ya nosotros aprendimos desde el primer tiempo a identificar cada una de estas demandas.
Los pequeños solo tienen escasas herramientas para exigir, y expresar todo, esa herramienta es su llanto, lo que significa que cuando nuestra beba llora no pasa nada, que no sea lo rutinario.
La observación nos ha permitido ser maestros de arte de entender, pues esta es una de las cosas que casi nunca podemos lograr con nuestra bebe, entender el por que llora, solo podemos conocer el motivo llevando a cabo la misma rutina una, y otra ves, pero ¿que rutina?
La rutina de cambiar pampers, revisarlos, darle de comer, ponerlos vertical por si tienen gases, y ver que estén cómodos, etc.
Aquí es donde está el secreto hasta lo que va de nuestra carrera, en estas rutinas.
Estimados lectores, también existe un factor muy desgastante, y es justamente el sueño. Cuando la falta de sueño hace su presencia, se hace muy difícil tolerar todo, desde las repetidas rutinas, hasta el llanto del bebé, pero cuando se trabaja en equipo, con amor, dedicación, y constancia se logra obtener hermosos resultados.
Dos cosas más deseo comentarles antes de terminar esta entrada, la primera; los bebés no hacen nada por si solos, con esto deseo decirles que ellos no saben cómo dormir, hay que dormirlos siempre.
Desarrollar el arte de dormir al bebé es un trabajo de dos, no solo de la madre, entender esto les permitirá descansar mejor. Los pequeños suelen cambiar mucho, pues están en una etapa de constante crecimiento, y desarrollo, esa es la razón por la cual notarán cambios con mucha frecuencia, el éxito está en observar con mucha atención siempre.
Dos; aprender a aprovechar el tiempo, es un punto muy importante. Por ejemplo nuestra beba nos consume mucho tiempo, ella le encanta estar en nuestros brazos, y ese es el momento en que comienza el juego de ser un buen equipo, cuando está en mis brazos mamá aprovecha el tiempo en todo cuanto ella necesita hacer, y cuando está en los suyos, entro a jugar mi papel yo, de esta manera garantizamos su bienestar, y el nuestro, y al sentirse tranquila, y protegida en el armonioso medio familiar se duerme, ahí entra la otra jornada la cual explicaré más adelante.

La otra rutina.