“No te canses de orar”

NO TE CANSES DE ORAR.

¿Cuántas veces hemos perdido bendiciones y repuestas de Dios a nuestra vida, ministerio, familia e iglesia porque bajamos la guardia y dejamos de orar?
Pero es en los momentos más difíciles, como estos que estamos pasando, donde te decimos: no bajes la guardia, levántate en oración, es hora de perseverar, es tiempo de orar hasta que los cielos se abran y desciendan las respuestas de Dios como lluvia de bendiciones a nuestra tierra.
La Palabra de Dios dice:
Santiago 5:17 Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.
Santiago 5:18 Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.
Dios premia únicamente a aquellos que persevéran en la búsqueda y devoción a pesar de que no se vea de inmediato la respuesta, a pesar de que parezca que las cosas no mejoran. Dios manifiesta Su favor sobre aquellos que no nos damos por vencidos, sino que peleamos hasta salir vencedores.
También el Señor nos dice en Su Palabra:
2º de Crónicas 7:14 Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
Hermanos, es tiempo de orar, de levantar los brazos, no de bajar la guardia, de ser perseverantes en la búsqueda de Dios… A su tiempo veremos que se abrirán los cielos y recibiremos Bendiciones incalculables.
La Biblia dice:
Habacuc 2:3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.
¡No te canses de orar!
Dios te bendiga abundantemente.