“El amor de Dios, en el servicio militar…”

tusabiasques.com

Siempre he sido un fans de conducir vehículos de cuatro a más ruedas, y en el servicio militar después de pasar un concentrado de varios de meses como conductor mecánico de carro de combate БЕМПЕ, o sea Bempe, me ubicaron ya en mi unidad en un destacamento de carros blindados ВРДЕМ, Bereden. Era un joven que me esforzaba mucho por ser buen conductor, por estar entre los mejores, y en mi destacamento lo conseguí. Pasado un tiempo la técnica, la fueron a transformar, y había que transportar una caravana hasta el lugar donde se llevaría a cabo dicha acción, era lejos de la cuidad, y yo quería participar, pero el día anterior me informan que yo no estaría en dicha transportación, y eso creo en mi mucho descontento, estrés, y preocupación…

Recuerda suscribirte al blog, dejando tu correo electrónico donde dice seguir!!!, solo así podrás recibir las notificaciones cada ves que publique una nueva entrada.

Recuerdo que entré de guardia esa noche, y todo lo que hice por tres horas fue pedirle a Dios que me permitiera ir, que como siendo yo el mejor conductor, no podía ir…

Entrar de servicio de guardia para mi siempre fue algo bueno, solía orar las tres horas, luego descansaba tres más, y regresaba las siguientes tres horas, y las dedicaba a la oración también, es interesante que en muchas ocaciones pude sentir que en ese instante en que yo oraba, había personas orando por mi.

Bueno, Eda noche fue la primera ves que escuché la vos De Dios, recuerdo que de tanto orar por eso, sentí vos dentro de mi que me dijo dos beses, No te preocupes más por eso!!!, tal fue la alegría que eso generó en mi, que me olvide del tema, y en ese instante, llego el relevo, y me fui a descansar. Después de terminada la noche, recuerdo que llegue a mi destacamento Iara cumplir con mis horas de descanso tras la noche de guardia, y mi jefe de destacamento me llamo en la cama y me dijo, Guzman, prepárate que te vas con la caravana en la punta, ósea que que serás el primer conductor de la gran caravana, quede impresionado, y aprendí algo;

Las repuestas De Dios no tienen límite. Solemos tener una idea de él Altísimo basada en el concepto que tenemos de nuestros padres, y en ocaciones de lo que hemos escuchado e incluso en las Iglesias, y muchas caes sin esos conceptos los que impiden que halla una verdadera amistad entre nosotros y Dios, o sea, esa es la razón por la cual la relación, la comunicación de muchas personas con Dios, no suele ser abierta, sino más bien, escasa.

Digo esto por que, a pesar de estar en el servicio militar, preparándome para la guerra, preparándome para matar personas, aprendiendo a cómo aniquilar para vivir…

Aún en medio de eso, Dios habla, el es fiel, y su amor siempre se ha de sentir.

Continuar.

Un cubano en Rusia.

Mi biografía.

Mi biblioteca.

La mujer.

Entradas variadas.

El Caballero Negro.